Rescate Vehicular: Acceso a la Victima / Articulo de Victor C. Arias de la Fuente

 

Articulo de Victor C. Arias de la Fuente:

 

Dependiendo del número de víctimas, el Jefe de Equipo

nombrará a dos bomberos por cada paciente: El “Operador a

la cabeza del Paciente” y el “Operador de ABC” quienes

serán los encargados de acceder a ellas y brindarles el primer

soporte de vida.

 

En muchas ocasiones estos bomberos no podrán acceder

inmediatamente a su paciente, producto que la deformidad del

vehículo les impedirá ingresar por puertas o ventanas, lo que

significa que otros integrantes del equipo le colaborarán en la

tarea, quienes a través de herramientas manuales o hidráulicas

deberán abrir un acceso.

 

Una vez obtenido éste, los encargados desarrollarán

el procedimiento del ABC del Trauma, mientras el

resto del equipo comienza las tareas de liberación del

o los pacientes para posteriormente extraerlos,

inmovilizarlos y entregarlos a los organizamos de

salud que se encuentren en el lugar.

 

 

Si son más de dos víctimas y el Jefe de Equipo

no cuenta con personal necesario para atenderlas

a todas inmediatamente, ordenará a quien este

más capacitado iniciar el “Triage” a fin de

determinar quien o quienes requieren atención

inmediata, dejando a los menos graves o sin

posibilidad de sobrevida para una segunda

atención.

 

 

Como es de suponer dentro del vehículo siniestrado habrá

vidrios rotos, algunos astillados en posición cortante, metales

deformados en punta y filosos, razón por la cual quienes

ingresen al vehículo a tomar contacto con el paciente deben

tomar extremas precauciones. Es conveniente, si se ingresa

por alguna ventana colocar algún elemento de protección (cobertor, por ejemplo) que

impida que las astillas de los vidrios quebrados dañen a quien ingreso, otros rescatistas

o a los accidentados.

Nunca se debe olvidar que quienes trabajan directamente con el paciente deben utilizar

guantes de látex, y según sea el caso mascarilla boca/nariz y antiparras. En ningún caso

emplearán guantes mecánicos, pues su suciedad contaminará sus heridas.

 

 

2. Primeras acciones Operador ABC y del Operador a la Cabeza del paciente

 

Una vez en su interior, el Operador a la cabeza del paciente, el

Operador de ABC, o entre ambos, según las circunstancias

deberán: accionar el freno de mano y el seguro de las puertas y,

si el motor del vehículo aun está funcionando, cortar el

contacto. Junto con ello se entablará comunicación verbal con

el paciente e iniciará el procedimiento del ABC del Trauma. Si

hay respuesta inmediata a la comunicación, se ha avanzado bastante en este

procedimiento, si no, de acuerdo con él se determinará conciencia/inconsciencia

 

· Principales acciones del Operador de ABC

 

 

En la mayoría de los accidentes el primero que

toma contacto con el paciente es el Operador de

ABC, quien junto con afirmar la cabeza del

paciente (mientras accede el Operador a la Cabeza)

determinará su conciencia e inconsciencia. Si es lo

primero dará apoyo psicológico y colaborará con

su compañero para la inmovilización manual de la

cabeza del paciente. Si el paciente esta

inconsciente, hará también esto último previa

comunicación a sus compañeros de tal situación,

quienes, según la normativa de cada país, prepararán o

no un set de cánulas orofaríngeas.

 

Las tareas que siguen para el Operador de ABC será

continuar con el procedimiento del ABC del Trauma, el

que reevaluará constantemente; cuando corresponda

colocar el collar cervical; colaborar en la instalación del chaleco de extricación y

con la extracción del paciente y, finalmente, formar parte del equipo que trasladará

al paciente en la tabla espinal larga.

 

· Principales acciones del Operador a la Cabeza del paciente

 

La principal función de este operador es alinear y mantener

inmóvil la cabeza del paciente durante todo el rescate a fin de

que, si existe una lesión cervical, ésta no provoque daños de

salud irreparables en él, y junto con ello dirigir todos los

movimientos que se deban hacer con dicho paciente.

 

Al acceder al paciente sostendrá la cabeza de este,

ubicando las manos abiertas en abanico a ambos

lados, para luego con la ayuda del operador de ABC

alinearla, de manera que su parte cervical forme una

línea con el resto de la columna.

 

Esta posición deberá ser mantenida hasta que el

paciente sea inmovilizado definitivamente en una tabla espinal larga y una vez que

la cabeza ha sido asegurada con inmovilizadores laterales.

El Operador a la cabeza del paciente, al igual que el de ABC, forman parte del

equipo que trasladará al paciente desde un punto a otro en la tabla espinal larga,

más aun es quien dirigirá todas las acciones de movimiento.

 

En gran medida el objetivo del rescate vehicular,

la sobrevivencia y la buena recuperación del

paciente dependen del Operador de ABC y del

Operador a la cabeza del paciente, razón por la

cual debe existir mucha comunicación entre

ambos, no solo verbal, sino de miradas, signos y

señas; sus acciones deben ser seguras y

coordinadas y, con procedimientos previamente

muy estudiados y practicados

 

3. Primeras acciones de los bomberos que participan en el rescate

 

Hasta ahora nos hemos referido

principalmente a las tareas o acciones

del Jefe de Equipo y Jefe de Seguridad

(líderes del equipo), que se mueven en

los círculo interno y externo, y al

Operador de ABC y Operador a la

cabeza del paciente, quienes trabajan

exclusivamente en el círculo interno;

el resto de los integrantes del equipo,

que trabajan en el círculo externo

(algunos de los cuales eventualmente

ingresan al círculo interno a cumplir alguna misión y luego se retiran) desarrollan una

serie de acciones, que de estar ausentes implicarían una demora o un fracaso en el

rescate, con las siguientes consecuencias.

 

Si bien, no está definido claramente el número

ideal de integrantes que debería tener el equipo

rescate, sí hay funciones que deben

obligatoriamente ser asumidas, tales como las ya

indicadas y que son al menos cuatro (mencionadas

en el párrafo anterior) cuando hay una sola víctima.

En general el número de rescatista que deban

formar parte del equipo dependerá de muchos

factores: cantidad de víctimas, estado y posición del o de los vehículos accidentados,

nivel de atrapamiento de los pacientes, existencia o no de personal de salud y de la

policía, etc.

 

En todo caso, las siguientes son acciones iniciales que deben desarrollar los integrantes

del equipo que no asumirán las tareas de líderes del rescate o en el tratamiento del(os)

paciente(s), las que no necesariamente deben ser concretadas en el orden descrito:

 

· Uno o más rescatista, de acuerdo a las necesidades y a las

instrucciones del Jefe de Equipo y/o de Seguridad deberá(n)

neutralizar todos los potenciales riesgos que puedan afectar las

labores de rescate.

 

· Otro integrante del equipo, procederá a ubicar un sitio seguro,

cercano y de fácil acceso en donde desplegará todas las

herramientas y equipos que serán o podrían ser utilizadas

durante el rescate.

 

· De igual forma, algunos rescatistas deberán darse a la tarea de

demarcar el área en donde trabajarán los bomberos, al cual

sólo deberá ingresar el personal civil o bomberil autorizado.

Esta área, que corresponde a la que se encuentra al interior de

círculo externo, generalmente es demarcada con cinta plástica

que lleva impresas las palabras, peligro, bomberos o rescate.

 

· Mientras lo anterior sucede, y a la orden de cualquiera de los

dos líderes del equipo, al menos dos rescatistas procederán a

cumplir con las tareas de estabilización del(os) vehículo(s)

accidentado(s).

 

· Si el accidente ocurrió en la noche, existe poca

visibilidad o se pronostica que el rescate durará

más allá del atardecer. Si la Unidad no cuenta con

sistema de iluminación propia, algunos

rescatistas, o bomberos que vayan llegando,

deben darse la tarea de instalar un equipo

electrógeno u otro medio con suficiente

iluminación para tener la claridad que requiere el

rescate.

 

· Ante la ausencia de la policía, quienes sean nominados,

solicitarán a los observadores retirarse a una zona segura que

permita al equipo trabajar con la libertad de movimiento

requerida. Si es necesario, con las precauciones necesarias,

desarrollar acciones de organización del flujo vehicular del

entorno que eviten otros posibles accidentes.

 

· Uno de los integrantes del equipo deberá instalar y mantener una

línea de presurizada de agua cerca del o los vehículos involucrados

en el accidente, de no contarse con ella deberá ubicarse, atento en

las cercanías, con al menos dos extintores listos para ser percutados.

 

· Al menos un rescatista deberá asumir las tareas

de ayudante del Operador de ABC, quien estará

presto para entregarle todos los elementos de

salud que le solicite. En lo posible se deberá

tener un maletín (por cada paciente) que

contenga, entre otros: un set de cánulas

orofaringea y uno de collares cervicales, bolsa de

resucitación, apósitos de diversas medidas,

vendas, tijeras de punta roma, cinta adhesiva, etc. Este rescatista, que debe

ubicarse al lado del operador de ABC pero sin estorbar su trabajo, deberá tener un

conocimiento tal de las operaciones de rescate, que casi sin que se lo pidan, ir

entregando los elementos necesarios para dar una pronta y eficiente atención de

salud al paciente que están tratando.

 

· De igual forma, en todo rescate se requerirá de chaleco de Extricación

y de tablas espinales con inmovilizadores laterales, por lo que un

rescatista debe, con estos elementos en su mano, estar esperando la

orden para entregarlos en el momento en que comenzarán las tareas

de extracción del paciente

 

Aquellos rescatistas más capacitados y

entrenados, se les asignara las tareas de

Extricación, entendidas en el sentido de operar

las herramientas manuales e hidráulicas que

generarán el espacio necesario para extraer al

paciente de entre los fierros retorcidos que

pudiera encontrarse. De por si las herramientas

hidráulicas son pesadas y de difícil

maniobrabilidad lo que produce rápido cansancio

para sus operadores, lo que sólo se supera con la técnica y la práctica previamente

entrenada. El Jefe de Seguridad debe estar atento a este cansancio relevando las

veces a aquellos que han asumido esta difícil y trascendental tarea.

 

· Otra función importante dentro del rescate, es la de

consignar en firma escrita todos los antecedentes

ocurridos, razón por la cual un integrante del

equipo debe tomar nota de esto, Para ello, en

general los Cuerpos de Bomberos han establecido

ciertos formatos que se completan en la escena del

accidente.

 

Finalmente es importante destacar uno de los pilares fundamentales de la Pirámide del

éxito es la iniciativa, cualidad consistente en adelantarse a los hechos, generando

acciones que aporten a resolver una situación

problemática. En este sentido todo integrante

del equipo de rescate debe actuar con dicha

cualidad, pensando siempre en cómo el rescate

evolucionará, especialmente aquellos

rescatistas encargados de entregar equipos y

herramientas los que siempre deben estar

atentos a lo que los procedimientos requerirán.

Bibliografía:

Curso de operador de rescate vehicular. ANB Chile, 2003.

Documento desarrollado por Victor C. Arias de la Fuente, Instructor Escuela de Bomberos de Santiago,

Cuerpo de Bomberos de Santiago, Chile, Octubre, 2011

 

Acceso a la(s) víctima(s)

 

 

Sociedad de Bomberos Voluntarios de Bell Ville

Cuarto Curso Internacional de Rescate Vehicular – 2011

 

 

 

Currículum Bomberil

Víctor C. Arias de la Fuente

 

Titulo o Grado Universitario

Profesor de Estado en Física

 

Postítulo en Administración Educacional

Instituto Profesional del Valle Central

 

Como Voluntario de la Primera Compañía de Bomberos de San Vicente de Tagua Tagua, e Instructor de la Academia Nacional de Bomberos, desde Abril de 1991, a desarrollado una larga carrera institucional que lo ha llevado a viajar por todo el país dirigiendo y ejecutando actividades de Capacitación en diversos temas técnicos, lo que también ha desarrollado en países tales como Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia en donde es fundador del Cuerpo de Bomberos Voluntario de Bolivia.

 

En este sentido sus antecedentes son los siguientes:

 

1992, Tesorero de la Primera Compañía de Bomberos de San Vicente de Tagua Tagua.

 

1994 a 1998, Secretario General del Cuerpo de Bomberos de San Vicente de Tagua Tagua

 

1999, Jefe del Departamento de Desarrollo y Extensión de la Academia Nacional de Bomberos de Chile.

 

Entre el año 2000 y 2003, estuvo a cargo de un Proyecto de formulación de cursos, para la Academia Nacional de bomberos, en metodología interactiva, en donde diseñó y desarrolló los siguientes cursos:

 

Operador de Rescate Vehicular, Segunda Edición.

Operador de Rescate Vehicular, Tercera Edición

Historia, Organización y Conductas del Bombero

Misión de los Bomberos

Formaciones y Desfiles

Fuego

Agua

Medios de Extinción

Cuidados Médicos de Emergencia

Equipos de Protección Personal

Uso de Extintores

Uso de Cuerdas

Uso de Escalas

Comunicaciones en el servicio

Búsqueda y rescate

Reacondicionamiento

Ventilación en Incendios

Entrada Forzada

Salvataje.

 

Distinciones obtenidas

 

En su trayectoria como Voluntario de la Primera Compañía de Bomberos e Instructor de la Academia Nacional, ha obtenido las siguientes distinciones:

 

 

Medalla al Mérito Cuerpo de Bomberos de San Vicente de Tagua Tagua,

 

Medalla al Mérito Consejo Regional de Cuerpos de Bomberos, VI Región, Chile

 

Visitante distinguido de la ciudad de Cochabamba, Bolivia

 

Huésped Ilustre de la Comunidad San Lorenzo de Campo Grande de Paraguay

 

Distinción especial de la Ilustre Municipalidad de San Vicente de Tagua Tagua

 

Reconocimiento como Coordinador General del Primer Encuentro de Instructores del Cuerpo de Bomberos de Santiago que agrupa a 22 Compañías, entre otras.

 

Huésped de Honor de la ciudad de Bell Ville, Argentina, mientras participaba como Instructor en el “Tercer Curso Provincial y Segundo Encuentro Nacional para la formación de Operador de Rescate Vehicular”

 

Fundador del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Bolivia.

 

Medalla Cincuentenario entregada por la Decimosexta Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago

 

Formador de Instructores ANB con el Método de Educación interactiva CPI

 

Formador de Instructores empleando la Metodología CAMI

 

Instructor especializado en Rescate Vehicular y formador de Instructores en esa área

 

Instructor del Curso Asistente de Primeros Auxilios Avanzados APAA

 

Instructor de RCP

 

 

Instructor de los siguientes Cursos:

Historia, Organización y Conductas del Bombero

Misión de los Bomberos

Formaciones y Desfiles

Fuego

Agua

Medios de Extinción

Cuidados Médicos de Emergencia

Equipos de Protección Personal

Uso de Extintores

Rescate

Uso de Cuerdas

Uso de Escalas

 

 

 

Charlas y talleres de Manejo Básico de trauma, Conductas del Bombero y diversos temas bomberiles a organizaciones voluntarias y de la comunidad.

 

1999, Participante en la comisión organizativa del “Primer Encuentro de Mujeres Bomberos”, mientras se desarrollaba a cargo del Departamento de Desarrollo y Extensión de la Academia Nacional de Bomberos.

 

1999, Instructor a cargo de delegación en Curso de Rescate Vehicular organizado por el Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay

 

Instructor de Cursos bomberiles en diversas partes del país, destacándose su Instrucción en ciudades tales como: Iquique, Calama. Copiapó, Caldera, La Serena, Santiago, toda la sexta Región, Curicó, Talca, Lunares, Constitución, San Carlos, Chillán, Concepción, Puerto Montt y Chiloé, entre otras.

 

Instructor de diversos temas y cursos de su especialidad en Bolivia, Paraguay, Brasil y Argentina.

 

1999, Forma parte de delegación de 5 Instructores que viaja a la Ciudad de Cochabamba, Bolivia  a dictar una serie de cursos bomberiles al grupo SAR (Búsqueda y Rescate)

 

1999, Funda, en la ciudad de Cochabamba, junto a 4 Instructores chilenos el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Bolivia.

 

1998, 1999, 2000, 2001 y 2002 Coordinador Académico en Curso Internacional de Rescate Vehicular, realizado en el Campus de la Academia Nacional de Bomberos, Chile.

 

2001, Noviembre, Coordinador de Curso de Extricación para la Fuerza Aérea de Chile

 

2002, Instructor a cargo de delegación en Curso de Rescate Vehicular organizado por el Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay

 

Instructor a Cargo del Diseño y desarrollo de cursos para la Academia Nacional de Bomberos de Chile, basado en la Norma NFPA (National Fire Protection Association de EEUU) 1001, Bombero 1, desde el año 1999 a 2003.

 

A participado en el diseño y desarrollo de casi la totalidad de los cursos que actualmente se dictan a los Bomberos chilenos a través de la Academia Nacional de Bomberos.

 

Formador de Instructores en diversas Áreas del quehacer bomberil, tales como CPI, CAMI, Asistente de Primeros Auxilios Avanzados, RCP, Rescate Vehicular, Historia, Organización y Conductas del Bombero, Misión de los Bomberos, Formaciones y Desfiles, Fuego, Agua, Medios de Extinción, Cuidados Médicos de Emergencia, Equipos de Protección Personal, Uso de Extintores, Uso de Cuerdas, Uso de Escalas

 

Mayo del 2003, Participante y disertante de conclusiones finales, en el tema Rescate Vehicular, en el “Primer Encuentro Bomberil Desafiando el Siglo XXI”, patrocinado por la Junta Nacional de Bomberos de Chile y organizado por el Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa.

 

1999 y 2002 Coordinador de Instructores en cursos de Operador de Rescate Vehicular para las 8º y 16º Compañías del Cuerpo de Bomberos de Santiago, respectivamente

 

Palestrante (Conferencista) en el V Seminario nacional de Bomberos, SENABOM 2003, Porto Alegre, Brasil

 

2003, Coordinador General del Primer Encuentro de Instructores del Cuerpo de Bomberos de Santiago que agrupa a 22 Compañías, entre otras.

 

2003, Instructor y Coordinador Académico de “Tercer Curso Provincial y Segundo Encuentro Nacional para la formación de Operador de Rescate Vehicular” en el Cuerpo de Bomberos de Bell Ville, provincia de Córdova, Argentina

 

2004, Disertante en la Celebración del Día Nacional del Bombero, en el Cuerpo de Bomberos de San Fernando con el tema “El Rol de la Mujer en Bomberos de Chile”

 

2004, Agosto/Septiembre, Instructor Coordinador del Curso de Metodología Interactiva para formar Instructores de la V Región, dictado en Viña del Mar

 

2004, Agosto, Instructor Coordinador del Curso de Metodología Interactiva para formar Instructores de la Región Metropolitana, dictado en Santiago

 

2004, Octubre, Instructor Coordinador del Curso de Metodología Interactiva para formar Instructores de la X Región, dictado en Ancud

 

2004, Noviembre, Instructor Coordinador del Curso de Metodología Interactiva para formar Instructores de la XII Región, dictado en Punta Arenas

 

2004, 2005 y 2006, Integrante del Comité Técnico de la Academia nacional de Bomberos, organismo asesor del Rector

 

2005, 2006, Comandante del Cuerpo de Bomberos de San Vicente de Tagua Tagua

 

2005. Julio, Coordinador de Instructores de Proyecto CHIPA, en Asunción, Paraguay

 

2005, Agosto, Instructor Coordinador del Curso de Metodología Interactiva para formar Instructores de la X Región, dictado en Valdivia

 

2005, Octubre, Instructor Coordinador del Curso de Metodología Interactiva para formar Instructores de la X Región, dictado en Ancud

 

2005, Octubre, Coordinador del Primer Congreso Bomberil, realizado en Santiago

 

2005, Diciembre, Instructor Coordinador del Curso de Metodología Interactiva para formar Instructores de la II Región, dictado en Antofagasta.

 

2005, Diciembre, Coordinador de equipo de Instructores que formo Instructores y efectuó operativo de capacitación efectuado a Bomberos de Isla de Pascua

 

2006, Enero, coordinador logístico de infraestructura en Bomberee de brigadas juveniles de Bomberos, desarrollado en Ancud, X Región.

 

2006, Agosto, Instructor en talleres de Rescate y Conductas bomberiles en la ciudad de Caxias do Sul, Estado de Rio Grande, Brasil

 

2006, Diciembre, Instructor Coordinador del Curso de Metodología Interactiva para formar Instructores de la VI Región, dictado en La Calera

 

2008, Comandante del Cuerpo de Bomberos de San Vicente TT

 

2009, Dicta charla de Rescate Vehicular en planta de Agrosuper de San Vicente de Tagua Tagua

 

2010, Participa como Instructor de Manejo Básico de Trauma y de Técnicas de Inmovilización y Transporte en dos Cursos dictados por la Escuela de Bomberos de Santiago, entidad perteneciente al Cuerpo de Bomberos de Santiago

 

2011, es nombrado Ayudante de Administración en la Escuela de Bomberso del Cuerpo de Bomberos de Santiago.

 

 

27 de Abril de 2009, presenta la renuncia a la Primera Compañía del Cuerpo de Bomberos de San Vicente de Tagua Tagua

 

16 de Mayo de 2009, es aceptado como voluntario de la Decimosexta Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago

 

2009, es reconocido e integrado como Instructor a la Escuela de Bomberos del Cuerpo de Bomberos de Santiago.

 

Actualmente se desempeña como:

 

Voluntario de la Decimosexta Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago.

 

Instructor de la Escuela de Bomberos de Santiago, dependiente del Cuerpo de Bomberos de Santiago.

 

Ayudante de Administración de la Escuela de Bomberos de Santiago, Área diseño y desarrollo de cursos.

 

Instructor a cargo del desarrollo de los cursos básicos de la Escuela de Bomberos de Santiago

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s