VENTILACION EMOCIONAL, el gran desafío

Ps. Stella Cistolla.-

En contactos anteriores comentamos la importancia de la psicoprevención para el fortalecimiento de los equipos de trabajo, el poder “ver antes de que suceda” como el mejor modo para la seguridad de los respondientes…

Sin embargo las emergencias ofrecen escenarios diversos, de complejidades cambiantes y con situaciones que ponen al descubierto la vulnerabilidad de los intervinientes.

Cada Bombero es un mundo en si mismo, con sus peculiaridades mas allá de los intereses comunes, por eso mismo, no a todos les afectan las mismas cosas, no todos registran emocionalmente del mismo modo lo que la escena les muestra…no todos pueden responder de la misma manera por mas entrenados y capacitados que estén ante la imagen de cadáveres mutilados, víctimas infantiles o escenas de muchísimo dolor humano.

Cada uno sentirá el impacto psicológico de distinta forma y responderá de acuerdo al bagaje de recursos internos que posee para hacer frente a lo que la emergencia descubre.

Sin embargo, hay un momento en el escenario en que uno está solo, con una doble visión: hacia afuera y hacia adentro, hacia el exterior con la mirada profesional que da los recursos para el accionar producto de conocimientos, capacitación, entrenamiento, evaluando con objetividad lugar y estrategias para actuar con la mayor seguridad. Hacia adentro, sintiendo el impacto psicológico que la escena produce, reorganizándose para no quedar “atrapado” en el miedo, ni en la ansiedad normales por las circunstancias, existiendo un instante de conexión con las vivencias anteriores con las que se asocia la presente circunstancia.

Es decir, durante el servicio se sumarán imágenes y sensaciones en el interior de cada uno siendo decodificadas y asimiladas de acuerdo a la preparación que la persona tenga al respecto en el antes de la emergencia.

Con todo este cúmulo regresa, vuelve del servicio, llega al cuartel donde se darán las actividades de puesta a punto de las unidades, materiales, equipo, ordenamiento, limpieza, etc. dejar todo pronto para el próximo servicio.

Luego…. Cada uno a lo suyo, al trabajo, a su casa o quedarse en el cuartel compartiendo un mate, un café, una gaseosa,relajándose, charlando, a la espera…

Pero para muchos, ese instante, será de desorientación, angustia, incertidumbre cuando siente que para él el evento no terminó, cuando se da cuenta que aparece el nudo en la garganta, y una vocecita interior que le dice que no sirve para esto, o las imágenes desgarradoras con las que se implicó emocionalmente, es decir, él aún está solo en medio de la escena. Quién a su alrededor lo ve? Quien lo percibe? Y si es así, hay un modo de ayudarlo?

Sí, lo hay, y el momento de la ayuda es ese, ahora, no otro…

LIMPIAR como a las unidades, a los equipos, a las herramientas, poniendo en circulación la palabra, construyendo un relato que libere y de sentido a lo que está sintiendo, a lo que “tragó”, a lo que no debe quedar adentro para no volver una y otra vez acompañado de mas angustia y ansiedad.

La palabra NOS PROTEGE, ATENUA NUESTROS MIEDOS, tiene la capacidad para descifrar los fenómenos que nos rodean y que nos habitan, los que nos dejó la emergencia asistida

La palabra da sentimiento de pertenencia, teje la solidaridad, conecta Recuerdos e Imágenes

El poder decirlo PRECISA, AJUSTA, reconstruye, CALMA

EL RELATO EXTRAE EL ACONTECIMIENTO del INTERIOR DE UNO MISMO

Es el momento adecuado, es la responsabilidad del jefe dar la contención en la que la palabra circule extrayendo del interior lo que no debe pasar a formar parte de la vida emocional del bombero como una carga pesada.

Es el momento de acusar recibo de impactos, bloqueos emocionales etc. producto de las tareas, de lo contrario, aunque el suceso esté lejano en el tiempo, volverá una y otra vez, haciéndolo mas vulnerable, coartando, inhibiendo. En el Imaginario popular son HEROES: que no conocen el miedo, son poderosos, invencibles… hacia el interior del equipo la realidad no puede ser esa. Hacia adentro, el conocimiento, el saber qué sucede con el personal, cómo regresaron del evento, es tarea a realizar, aún sin conocer en profundidad los elementos que pone al alcance la psicología de la emergencia- habrá que hacerlo desde la voluntad y decisión de una jefatura responsable

Preguntar, consultar, no quedarse en la inacción o indiferencia, siempre hay quien puede guiar, orientar, y eso, el pedir ayuda, habla del compromiso del jefe, de lo correcto de su gestión, de su responsabilidad

Este articulo surgió justamente por haber recibido en estos días –y por suerte sumándose igual actitud a la de otras jefaturas- la demanda de orientar sobre qué hacer cuando gracias al conocer a su gente a cargo, ven que hay un bombero afectado.

Resumo entonces,las primeras acciones a realizar:

– hablar a solas con el bombero con el fin de hacerle ver que lo que pueda sentir es NORMAL ante ese escenario
– preguntar que vio, escucho, que recuerda para que pueda sacar la escena y las imágenes afuera
– preguntar que sintió para que pueda sacar las emociones
– posteriormente, reunir a la dotación que estuvo en ese evento y hacer mas o menos lo mismo, para que se sienta en las mismas condiciones que los demás, y entre todos den el cierre a la situación vivida.

Como recomendación general recordar:
EN LAS SITUACIONES DE PERSONAL AFECTADO, NO DAR LICENCIAS DE NINGUN TIPO. APOYARLO DIARIAMENTE, ROTAR SUS TAREAS Y FACILITAR EL DIALOGO CON SUS PARES

Tal como lo expresé hace tiempo, en “Lecciones aprendidas”, colaboración que realicé con todo gusto a solicitud de GERARDO CRESPO el concepto que resume lo expresado es:

“Si saco a mi bombero del silencio y es posible entonces pensarlo, será capaz de contener, interpretar y elaborar los pensamientos relativos a un evento (en nuestro caso un evento catastrófico), y producir otros pensamientos nuevos, verdaderos y más adecuados. Contener significa recibir y mantener en el espacio y en el tiempo, un espacio mental libre para su elaboración

El silencio siempre es cómplice de las desgracias, circular la palabra es protección…. Construir, desarrollar y reafirmar el concepto de pertenencia grupal favorecerá las conductas preventivas…. nuestro gran desafío”

PARA LA HERMANDAD DE BOMBEROS

Ps. STELLA CISTOLA

18/12/10

Un pensamiento en “VENTILACION EMOCIONAL, el gran desafío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s